Emprendimiento religioso. - Revista MB

Breaking

Buscar en Revista MB

Post Top Ad

Post Top Ad

viernes, 5 de marzo de 2021

Emprendimiento religioso.

Por Profe Diego López

Hace un tiempo, en medio de una conversación con amigos, nos preguntábamos cual podría ser un buen negocio en medio de la crisis de pandemia. Surgieron algunas buenas alternativas como el sector de cuidado corporal, pues mucha gente quiere recuperar su buen estado físico después de tantos meses en quietud; también el tema de asistencias educativas para mejorar los procesos de educación a través de medios virtuales… finalmente, alguien dijo que no hay mejor negocio en el país que montar una iglesia… Hubo un coro de risas seguido de un silencio incómodo.


Según datos del ministerio del interior, existen en el país alrededor de mil ochocientos (1800) grupos religiosos registrados, esto supera a muchos gremios empresariales del país. Según datos aportados por las comunidades religiosas e investigaciones de la universidad nacional y Javeriana, aglutinan a más de diez millones de personas, es decir un veinte por ciento ( 20%) de la población nacional, luego no es poca cosa lo que representa este fenómeno cultural.


De igual forma, según los datos manejados por la DIAN, las iglesias en el país registran información financiera por más de un Billon de pesos( 1 BILLON) anualmente, Esta información proporcionada por ellas mismos, dado que la DIAN tienen muchas limitantes para realizar verdaderas auditorias a los inmensos capitales que mueven por debajo del radar y que en algunos casos, como el recordado de la pastora  María Luisa Piraquive, quién recaudaba en sus iglesias alrededor de tres mil millones  cada fin de semana, iban a parar en sus inversiones en fabulosas mansiones en los estados unidos, entre otros negocios en el país y en el exterior.


Hace unos días, la actriz Margarita Rosa de Francisco, en medio de la discusión por una nueva reforma tributaria, propuso que las iglesias pagaran impuestos, dado que recaudan grandes sumas de dinero sin ningún control; esto inmediatamente provocó una oleada de apoyos y desde luego las críticas de los pastores de dichas iglesias, quienes soportan su posición en la misma constitución nacional.


Según el artículo 19 “Se garantiza la libertad de cultos. Toda persona tiene derecho a profesar libremente su religión y a difundirla en forma individual o colectiva. Todas las confesiones religiosas e iglesias son igualmente libres ante la ley” Desde luego en ninguna parte de dicho artículo dice que no deben pagar los impuestos de ley; sin embargo, Colombia, al igual que muchos países mantiene un rezago cultural de la colonia en el Concordato vaticano, acuerdo que favorece a la Iglesia católica para no pagar impuestos y en aras de la igualdad las demás iglesias tampoco lo hacen.


Así las cosas, aún queda mucho tiempo para que estas estructuras anacrónicas, que permiten la corrupción, el lavo de activos y de mentes, se pongan en cintura y se clarifique sus verdaderos fines; que cabe reiterarlo, son en su mayoría comerciales, son emprendedores de la fé, mercachifles de la necesidad espiritual.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad